PERSONAJES HISTÓRICOS DE CHIPIONA


Dr. Tolosa Latour Padre Lerchundi Jose Miranda De Sardi

 

La Historia de Chipiona desde sus albores a la actualidad y en todas sus épocas ha dado muchos personajes que han destacado en los diferentes sectores de la sociedad chipionera. Unos nacieron en Chipiona, otros, aunque no nacieron aquí, vivieron y desarrollaron sus vidas en este lugar, e hicieron por nuestro pueblo una gran labor.

Para una mayor facilidad a la hora de analizarlos y poder compararlos entre si, los hemos divididos en cuatro grupos distintos:

Hombres de armas, gobernantes y políticos:

QUINTO SERVILIUS CÆPIO

El Cónsul Quinto Servilius Cæpión, es el personaje del cual se deriva el nombre de nuestro pueblo. Sobre un emplazamiento próximo a tres kilómetros de nuestra costa levantó una torre, según los geógrafos clásicos Estrabón y Pomponio Mela, definiéndola como el "Kaipionis Pyrgo" y "Monumentum Cæpionis" respectivamente.

Tras varios cargos en España, luchó contra Viriato en toda la zona del bajo Guadalquivir, venciéndole con medios no lícitos en la guerra. En la guerra contra los cimbrios, sufrió varias derrotas, de las que sobresale la batalla de Orange, donde de 120.000 hombres que constituían el ejército romano, sólo se salvaron diez, entre ellos Cæpión. Depuesto del mando, diez años después C. Norbamus le acusó y fue condenado a muerte y a la confiscación de todos sus bienes.

El Senado Romano negó a Cæpión los honores militares del triunfo que se les concedía a los generales romanos destacados por sus victorias en los campos de batalla. César Cantú, en su Historia Universal, lo llama "Cónsul sin honor".

RODRIGO PONCE DE LEÓN.

(Fundador de Chipiona (que denomina Regla de Santa María) y a la que le otorga su carta puebla.)

D. Rodrigo Ponce de León, Marqués de Cádiz (1469-1492), casado con Dª Beatriz Pacheco y en segundas nupcias con Dª Inés Pérez Becerril, tercer Conde de Arcos, Marqués Duque de Cádiz. Su intervención en los bandos queda de sobra compensada con su gloria y decisiva intervención en la campaña contra Granada de la que es figura céntrica: los reyes le concedieron Zahara con el título de Marques en 1484. Guerrero ambicioso, como consecuencia de la guerra de 1465 a 1469, la casa de Arcos había conseguido el dominio de Cádiz y Enrique IV reconoció el dominio en junio de 1469, concediéndole el título de Marqués de Cádiz en enero de 1471. Isabel I le concedió en 1484 el título de Duque. Aumentó su linaje comprando Pruna en 1482. Una vez terminada la campaña de Granada recibió en 1484 los lugares de Villaluenga, Grazalema, Benaocaz, Archite, Ubrique y Montejaque. La Isla de León en 1490.

Pero el dominio de los Ponce de León sobre Cádiz terminaría con la muerte de Don Rodrigo en 1492. La reina obligó a la devolución, pagándola con la villa de Casares, diez millones de maravedíes, la transferencia del título ducal a Arcos y el reconocimiento del mayorazgo hecho por el difunto en circunstancias bastante difíciles para el linaje. Al formar la actual Chipiona en 1477 segregándola del término de Rota, le da por título Regla de Sta. María, homenaje fervoroso a la Virgen venerada en el santuario que había sido el núcleo de la nueva población.

PEDRO ROMERO DE TERREROS.

(Conde de Santa María de Regla)

D. Pedro Romero de Terreros, Vázquez y Castilla (1710-1782), fue un empresario minero español y rico hacendado del virreinato de Nueva España. Nació en Cortegana (Huelva) en 1710, hijo de familia prominente, educado en la Universidad de Salamanca. Fue un gran devoto de la Virgen de Regla.

Alrededor de 1730, con 22 años llegó al nuevo territorio hispano, cuando todavía estaba cursando sus estudios en la Universidad, ya que siendo muy joven surgió la necesidad de embarcar a Méjico para arreglar algunos asuntos de un hermano difunto. Además un tío suyo se encontraba enfermo en la ciudad de Querétaro. Don Pedro tomó la responsabilidad de todos sus asuntos y su tío lo convenció para que no regresara a España, colocándolo a la cabeza de sus negocios que consistían primordialmente en trasportar bienes desde Veracruz hacía otras partes de Méjico. Pronto D. Pedro se convirtió en un ciudadano honorable y respetado en Querétaro.

Tiempo después, en 1742 fue designado Alcalde de Querétaro, también fue Alférez Real y Alguazil Mayor del Rey. En pocos años D. Pedro se convirtió en uno de los hombres más ricos del mundo, había sido designado Caballero de Calatrava por el Rey en 1752, y ya era reconocido por su calidad humana y buen trabajo.

Dueño de las minas del Real del Monte, descubiertas por los años 1758 en la jurisdicción de Pachuca, con cuyos beneficios obtenidos de la extracción de la plata, el oro y el cobre llevó a cabo numerosas obras de beneficencia y ayuda al desenvolvimiento del clero mexicano.

La Corona Española otorgó a D. Pedro el título de primer Conde de Regla en 1769, en atención a los particulares méritos y circunstancias con los que se encontraba adornado. Título que él deseó en loor y agradecimiento a la Stma. Virgen de Regla que en las costas españolas pareció bendecirle cuando casi siendo un niño, abandonó su Patria.

DUQUES DE MONTPENSIER.

(Restauradores del Santuario de Regla, restituyeron a la Virgen de Regla que estaba en la Parroquia, y fueron los máximos impulsores del veraneo en Chipiona).

Antonio de Orleáns, Duque de Montpensier, nació en 1824 en Neuilly (Francia). Era el hijo de Luis Felipe de Orleáns- Borbón y María Amelia de las Dos Sicilias. A los seis años se convirtió en Príncipe ya que su padre fue nombrado Rey de Francia.

Su padre pactó la boda de Antonio con la infanta María Luisa de Borbón. La boda del Duque de Montpensier con la princesa española se realizó al mismo tiempo que la de la Reina Isabel II con el infante Don Francisco de Asís.

Esto produjo la ruptura diplomática de Inglaterra ya que creía que la Reina Isabel II no tendría hijos con ese marido y pasaría la corona a los hijos del Duque de Montpensier. Inglaterra creía que de esta manera Francia tendría demasiado poder.

Tuvieron tres días de noviazgo en octubre de 1846 y doce días de luna de miel. Así quedaron unidos dos desconocidos muy diferentes que coincidieron en el amor a sus hijos y en el deseo de reinar.

Cuando finalmente Alfonso XII se convierte en Rey de España, los Duques de Montpensier pueden regresar y Antonio de Orleáns es nombrado Capitán General. En 1877 Alfonso XII conoce a Mercedes (hija de los Duques) que tenía dieciséis años, en ese mismo año comprometen su boda. Sin embargo, a los pocos meses de ser reina, María de las Mercedes falleció.

Los Duques le propusieron a Alfonso XII que se casara con su hija Cristina, pero se casó con otra, Mª Cristina de Habsburgo.

En su vejez, el Duque era descuidado en su vestimenta. Se decía que más parecía un pordiosero. Viajaba mucho y se dedicaba a sus naranjales. No había cumplido sus grandes ilusiones: ni consiguió reinar y tuvo que ver morir a sus hijos Regla, Amalia, Fernando, Luis y Felipe de distintas enfermedades.

Murió en 1890 en Torrebreva, concretamente en el pago de la Tambora en Chipiona.

ALFONSO DE ORLEÁNS Y BORBÓN

Alfonso de Orleans y Borbón, (Madrid 1886 - Sanlúcar de Barrameda 1975), Infante de España, V Duque de Galliera y aviador militar. Hijo de la infanta Eulalia de Borbón (hija de la reina Isabel II) y del príncipe Antonio de Orleans y Borbón (hijo del príncipe Antonio de Orleans, duque de Montpensier, y nieto del rey Luis Felipe I de Francia).

En 1906 realizó su formación militar en la Academia Militar de Toledo y en 1910 se formó como piloto en Francia. De regreso a España logró convertirse en uno de los primeros y más destacados aviadores militares españoles. Ocupó diversos destinos en la aviación militar española hasta la caída de la monarquía en 1931, llegando a participar, como jefe, en las operaciones aéreas del Desembarco de Alhucemas que tuvo lugar en 1925.

Al proclamarse la II República española, el 14 de abril de 1931, el infante Alfonso partió hacia el exilio en Londres, ciudad en la que residió hasta que regresó a España en 1937, iniciada la Guerra Civil, para sumarse a la aviación del bando nacional. Finalizada la guerra fue ascendido a general de división y ocupó la jefatura de la Segunda Región Aérea en 1940. Tres años más tarde se le nombró general de brigada.

Alfonso de Orleans renunció en 1945, a la jefatura de la Región Aérea del Estrecho para mostrar su apoyo al Manifiesto de Estoril, texto en el que Don Juan de Borbón, jefe de la Casa Real Española, reclamó la restauración de la monarquía. Con esta decisión el infante Alfonso tuvo que poner fin a su carrera militar aunque continuó pilotando aviones.

En 1909 contrajo matrimonio con la princesa Beatriz de Sajonia-Coburgo-Gotha.

Es el creador de la tradicional de la ofrenda de flores desde la avioneta que desde 1921 se viene realizando a la salida de la procesión de la Virgen de Regla. Fecha en la que el Infante D. Alfonso de Orleáns, entonces Teniente de Aviación, sufrió una herida de bala en una de sus rodillas y se encomendó a la Virgen de Regla para que le restableciera su salud. Desde ese momento, y como promesa a la Virgen, comenzó a realizar este vuelo, vuelo que se ha venido manteniendo desde entonces, año tras año, y que el mismo Infante encargó D. José León Cotro Florido perdurara mientras viviera.

Don Alfonso, acostumbraba a visitar la playa de Regla de Chipiona para realizar ejercicios físicos en nuestras playas con sus perros y también era un fiel acompañante de la Virgen de Regla en su procesión,

Trabajadores y benefactores:

ABUELA LOLE.

Mª Dolores Jurado Ricarte, nacida el 8 de marzo de 1876. A los 21 años se casó con José Jurado Romero. Con 33 años quedó viuda con siete hijos.

Su vida que transcurrió por aquellos años finales del siglo XIX y mitad del XX, claro ejemplo de una de las muchísimas mujeres que se encontraron en esta misma situación para sacar una familia numerosa hacia delante. Con siete hijos, y como única fuente de ingresos, una viña en el pago de Regla, con la problemática que siempre presentó este tipo de cultivo y mucho trabajo en las casas de los alrededores. Esta viña que tiene que cuidar ella misma con la ayuda de algunos jornaleros, le costaba vender la cosecha y además no la cobraba a tiempo, con lo que para llevar hacia adelante a sus hijos pasó grandes apuros.

A pesar de todo, Abuela Lole sale adelante mostrando la capacidad de una mujer que se crece ante las adversidades. Se tiene noticias de que su casa, junto al Santuario de Regla, fue lugar de encuentro y parada para muchos campesinos que tenían que venir del campo para hacer sus compras al pueblo. Personas que residían en los pagos de Mariño, Meca, La Cuba, etc., dejaban allí su medio de transporte, generalmente un burro, y bajaban al pueblo por los “mandaos”, etc. A la vuelta se acostumbraba echar un ratito de charla, se contaban sus problemas, y en más de una ocasión los socorría en los años malos.

COSME MELLADO CARO.

Político y sindicalista chipionero. Casado con Regla Castro Gómez, padre de cinco hijos. Hijo de Francisco Mellado Naval, que murió durante el Movimiento Nacional.

Aunque sus ideales fueron desde muy temprano de izquierda, como a muchos otros le tocó luchar en el lado nacional, por haberle cogido el movimiento en esta zona.

Durante muchos años trabajó en la bodega de Florido Hermanos, donde a finales de los años sesenta, protagonizó con varios compañeros más una huelga reivindicativa de sus derechos, en la que acudían al trabajo pero el patrono no les permitía trabajar.

Toda su vida la dedicó a la defensa de las libertades y de los trabajadores.

Fue junto a otros compañeros, como José Mellado Domenech, Narciso Montalbán, etc., de las personas fundadoras del P.C.E. de Chipiona en la clandestinidad.

Con la restauración de la democracia en 1979, se presentó como candidato a la alcaldía de Chipiona, por la candidatura del P.C.E. con la que obtendría cinco concejales. Durante los días posteriores a la celebración de los comicios se le planteó la posibilidad de ser alcalde de Chipiona, a lo que no accedió.

El Pleno del Ayuntamiento de Chipiona, a petición de Ramón Gutiérrez Toscano, portavoz del Grupo municipal de I.U., acordó por unanimidad de todos los grupos políticos dedicar su nombre a una plaza pública, siendo propuesta la hasta entonces Plaza de San Antonio.

SOR MAGDALENA.

Sor Magdalena Rodríguez Pietri 1913-1999, conocida popularmente en Chipiona por “Sor Magdalena”, fue una religiosa entrañable, perteneciente a la Comunidad de las Hijas de la Caridad de San Vicente Paúl que atienden el Sanatorio de San Carlos de Chipiona, nació en Puerto Rico en 1913, llegó a España como novicia en 1936, murió en Chipiona el 21 de abril de 1999. Chipionera de adopción, a sus 85 años de edad y 51 de estancia en nuestro pueblo, se le reconoció su entrega y dedicación por entero a los pobres otorgándosele por nuestro Ayuntamiento el título de Hija Adoptiva y Predilecta de la Villa. Junto con otras religiosas se dedicó al cuidado de los niños desprotegidos en el Sanatorio de San Carlos, a ayudar a los necesitados de la población, a los enfermos y a la oración como religiosa que era. En sus más de 50 años en Chipiona pasó por toda clase de vicisitudes, siendo muchísimas las anécdotas y alegrías que todos los que la trataron conocen.

Durante la guerra civil se trasladaba a un cuartel de San Fernando en busca de alimentos para los niños del Sanatorio. Posteriormente, aprovechando la visita del Gobernador Civil a Chipiona, consiguió el agua potable para el citado Sanatorio.

LADISLAO CARRASCOSA.

Personaje gaditano con posesiones en Chipiona. Donó en 1894 unos terrenos incondicionalmente para abrir una calle en el lugar denominado entonces como Las Canteras. Su esposa Dª Veneranda donó a las religiosas de la Divina Pastora los terrenos donde posteriormente se construyó el Colegio y la Capilla.

En diciembre del mismo año son presentados al Pleno del Ayuntamiento unos planos para la construcción de un nuevo y lujoso Cementerio, poniéndose de manifiesto que el Sr. Ladislao Carrascosa, se ofrece para aportar el dinero de dicho proyecto y construcción, que ascendía a 41.851 pesetas, pero el Ayuntamiento entendía que los tiempos no estaban para lujos y que se podía solucionar el problema con uno más corriente.

En enero del siguiente año se vuelve a presentar un nuevo proyecto reduciendo los costes a 15.000 pesetas, para el cual D. Ladislao aportó el dinero en efectivo para que el Ayuntamiento se lo pagase cómodamente.

Estando realizándose las obras del nuevo Cementerio, el 22 de febrero de 1896, el Ayuntamiento reconoce la ayuda prestada por D. Ladislao, y para demostrárselo de alguna forma, acuerdan ponerle al tramo de calle comprendido entre la Plaza de San Sebastián y la Calle Ntra. Sra. de la O, llamado hasta entonces del Torreón, el nombre de Ladislao Carrascosa.

El 17 de octubre del mismo año, muere D. Ladislao Carrascosa.

LUPE LA DEL HUERTO.

Guadalupe Ruiz Rodríguez, nació en Constantina (Sevilla) en 1885. En 1894 llega a Chipiona a lomos de un burro, con sus padres. Aunque a ella le gustaba estudiar, quiso ser profesora de partos, sus padres al carecer de medios económicos la pusieron a trabajar, al igual que sus cinco hermanos. Estuvo poco tiempo en el colegio y lo que sabía lo adquirió ella sola, buscándose libros para estudiar en su casa.

En 1904 contrajo matrimonio con Nicolás Valdés, de quien tuvo cinco hijos. En 1918, a consecuencia de un epidemia quedó viuda con sus cinco hijos pequeños, el mayor con 11 años.

A partir de entonces Lupe se dedica a asistir parturientas y a poner inyecciones, para poder sacar adelante a sus hijos. Transcurren los años, y en 1932 entra a trabajar en el Hospital de Mora de Cádiz en la sala de maternidad. A la vez que trabaja, estudia y practica a la misma vez. Estando a punto de obtener el título de Matrona, su hijo José se pone enfermo y, al precisar los cuidados de su madre, ella lo deja todo para atenderle. Al poco tiempo el hijo muere y Lupe ya no vuelve al Hospital.

Poco tiempo después estalla la Guerra Civil, Chipiona se queda sin Matrona titulada y Lupe tiene que asistir a todas las mujeres que daban a luz, algunas veces ayudada por el Doctor Herrero Benítez, médico titular de Chipiona.

Muchas veces, ni siquiera cobraba por prestar sus servicios, al contrario, si el paciente estaba necesitado ella le llevaba leche, un poco de caldo o algún otro alimento que llevarse a la boca, y otras veces dinero para ayudar al enfermo.

FRANCISCO LARA Y ARAUJO.

Nacido en Alcalá de Guadaira el 19 de junio de 1877 y fallecido en Sánlucar de Barrameda el 17 de febrero de 1953 a los 75 años de edad. Fue enterrado a solicitud propia en la Capilla del Cementerio de Chipiona.

Párroco de Chipiona durante 42 años y Arcipreste de Sanlúcar de Barrameda, fundador del Sindicato Católico Agrícola de Chipiona en 1923.

En 1.915, hizo una suscripción para mitigar el hambre en el pueblo. El entonces Alcalde propone al Ayuntamiento suscribirse a ella, sin embargo los miembros del Consistorio tras largo debate y discusión se pronuncian diciendo que el Ayuntamiento no tiene dinero ni para pagar a los funcionarios y al final votan no suscribirse a ella. Esto hizo que se pusiese al frente de ellos pidiendo por las casas a las familias pudientes de Chipiona, lo que le acarreó bastantes problemas con los munícipes.

Dejó escrito unos interesantes apuntes sobre la Parroquia de Nuestra Señora de la O, que extrajo del archivo de la misma Parroquia.

Pintores y artistas

JAIME FONT

Nacido en Badalona (1.834) y fallecido en Madrid (1.880). Ingeniero de caminos, canales y puertos. De origen modesto, se formó en Madrid, residiendo en casa de sus tíos. Tuvo residencia en Cádiz. Ingeniero jefe de la provincia de Cádiz. Director de la Junta del Puerto de Sevilla (1.871-1.879). Se le debe el proyecto definitivo de nuestro faro, comenzado en 1863 e inaugurado en 1867, con modificaciones de distribución, arquitectura y materiales, del encargado anteriormente a Eduardo Saavedra que supusieron un mejor resultado y una reducción de costes, además de ser todo un curso de estereotomía. La torre de nuestro faro es similar a las de los faros de Maspalomas y de Palos, ambos construidos bajo su dirección.

También trabajó en el ámbito privado en la vía férrea Sevilla-Huelva. Condecorado en 1869 por el Ministerio de Fomento con la encomienda sencilla de Isabel la Católica por el celo e inteligencia demostrada en la ejecución del Faro de Chipiona.

El Ayuntamiento de Badalona le ha homenajeado poniendo su nombre a una de las calles de la ciudad.

Sus obras principales son: El Faro de Chipiona, el Faro de Bonanza. (Sanlúcar de Barrameda, Faro de Punta Carnero de Algeciras, el Puente de hierro sobre el río Guadalquivir en Palma del Río (Córdoba), 1885, línea ferrocarril Córdoba-Sevilla. Declarado Bien de Interés Cultural en 1998. Estación de ferrocarril de Huelva.

MANUEL VENTURA MILLÁN RODRÍGUEZ.

Manuel Ventura Millán Rodríguez, natural de Chipiona, padre de cuatro hijos. Pintor de estilo realista, comenzó a pintar siendo mayor. Un día observó cómo un hombre viejo pintaba la Colegial de Jerez, le gustó como lo hacía y pensó que él también podría hacerlo. El mismo se inició en la pintura. Antes fue pintor de "brocha gorda" que le daba para comer, alternándolo con sus primeros cuadros que hacía. También ejercía de "jockey" pero dejó esta profesión por miedo a los caballos. Fue de los primeros pintores de Chipiona y además alentaba a los que posteriormente salieron para que siguieran en esta profesión. Vivió durante muchos años en Sanlúcar de Barrameda donde murió. Se le intentó entonces, por parte de la Corporación municipal, ponerle su nombre a la actual Placita de Pío XII, sin llegarse a efectuar por motivos puramente políticos.

Tres de sus cuatro hijos, nacidos también en Chipiona, Manolo, Ana y Zoilo son aficionados a la pintura también.

JUAN IGNACIO SARDI MELLADO.

Juan Ignacio Sardi, pintor autodidacta, amante de la música y entusiasta lector de poemas. Nacido en Chipiona el 29 de abril de 1.940 en el seno de una familia humilde que vivía entonces en la Calle Isaac Peral. Casado con Regla Montalbán Montalbán, con una hija llamada Marian que también es pintora.

Comenzó a trabajar desde muy joven, tras probar primero como peón de albañil, a los 13 años lo hace en la Base Americana de Rota como “Pinche”, donde se desplazaba en bicicleta. Es aquí donde alterna su trabajo con su andadura pictórica. Los americanos, ansiosos de conocer nuestra cultura y costumbres, absorben a través de la pintura de Juan Ignacio esas carestías adquiriendo sus cuadros de flamencas, toreros, flores, cántaros, etc.

Su vida como pintor con dedicación única comenzó a los 24 o 25 años. En un principio lo hacía sobre búcaros, paisajes y cosas de Chipiona, como el Santuario de Regla, el Faro, vistas de la playa....., porque el mar fue el motivo permanente de su inspiración pasando a ser, como los paisajes y monumentos de Chipiona, los motivos de su creación pictórica.

Ha expuesto además de en Chipiona, en casi toda España, Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga, Cádiz etc.; en Estados Unidos, Holanda, Austria, Bélgica y Méjico.

Colaborador neto de todas las facetas culturales de Chipiona, colaboró activa y gratuitamente con la Hermandad de la Virgen de Regla del Pinar, en la realización de los carteles en honor de la Virgen de Regla del Pinar, además de montar el Belén en sus instalaciones del Pinar. Colaborando en la celebración de la Noche de San Juan, con la quema del “Juanillo” que él personalmente elaboraba.

Del mismo modo que con los del Carnaval de Chipiona, al que se encontraba tan vinculado, siendo uno de los artífices de la recuperación de nuestro Carnaval en 1.984.

PEPI PORRAS MORA, “MARINA”.

Josefa Porras Mora, nacida en Chipiona, madre de dos hijos, cantante. Fue también secretaria y profesora de una autoescuela de conductores y regente de su propio negocio en la calle Carlos Hayas conocido como “Los treinta del Pentagrama”.

Sus primeros pasos en la canción los dio en el “Colegio de los franciscanos” en la calle Fray Baldomero González, donde cantaba en los intermedios de las aquellas inolvidables películas que proyectaban allí los franciscanos con el Padre Ángel Nebreda a la cabeza. Amenizaba con canciones de la época, entre ellas "La ovejita lucera".

A los 16 años, y en un viaje a Madrid, tuvo una oportunidad que no pudo aprovechar a causa de su corta edad y los temores que sus padres se crearon alrededor de una niña en una gran ciudad.

Su radio de actuación se redujo a Andalucía, por donde actuó y donde aprendió de hombres como J.M. Ebora e Isidro Muñoz. De Andalucía extrajo esa espontaneidad a la hora de cantar y convertir temas conocidos por todos en algo nuevo y sorprendente.

En sus discos a caballo entre un single "Cuanto te debo" y un álbum "Como la Ola", Marina ha recurrido a clásicos del repertorio latinoamericano, temas como "Acuérdate de Abril" de Amaury Pérez, "A donde vas amor" de Tito Fernández, "Para mi corazón basta tu pecho" de Neruda y música de Paco Ibáñez, o "Cuanto te debo" de Roberto Cantoral, son sus principales y más conocidas canciones.

En 1997, fue nombrada merecidamente, “Personaje entrañable” por Radio Chipiona F.M. Emisora Municipal.

LOLITA QUERY.

María Dolores Rodríguez Query, “Lolita Query”. Cantante Chipionera, nacida en 1944 en el seno de una familia humilde de ocho hermanos. Su padre agricultor y trabajador en las bodegas. Es la quinta hija por orden de nacimiento de su casa. Madre de tres hijas, comenzó a cantar siendo una niña a los 9 años. En su familia existían antecedentes artísticos, habían cantado sobre todo en las fiestas, pero sin llegar a ser profesionales.

La primera vez que cantó ante unos micrófonos fue a los 9 años. Su primera actuación oficial fue en Sevilla en el año 1956, en el Teatro San Fernando, con una canción mejicana titulada "Los dos arbolitos", "La Ranchera" y Grítenme, piedras del campo".

Marchó al extranjero con el ballet titulado "Festivales de España", en compañía de Antonio Gades, quien le aconsejaba las canciones que más gustaban en cada lugar donde actuaba.

En Teherán, tuvo el honor de cantar ante el Sha de Persia y su mujer Sarad Diva, a instancia suya, entre otras canciones, la titulada "Granada", "Andalucía", de Álbeniz.

En Italia cantó en el Teatro Garibaldi canciones como "El Jinete", "Cucurrucucú Paloma" y otras más.

Actuó por toda España, con la Compañía de Antonio Molina durante dos años, con Juanita Reina, en el espectáculo “El Gitano de Bronce y Oro”.

ROCÍO JURADO.

Rocío Mohedano Jurado, nació en Chipiona el 18 de septiembre de 1944. Era la mayor de tres hermanos. Estudió en el Colegio de la Divina Pastora, de cuyo coro formó parte. Desde muy joven triunfó en el género flamenco y la canción española.

Con antecedentes artísticos en la familia, pues cantaban y muy bien tanto su abuela, su padre, como su madre, a la que el público rodeaba su casa, cuando ella, ajena a la presencia de aquellos admiradores, cantaba al compás de sus trabajos domésticos.

Desde los quince años, actuó en tablaos y tomó clases de canto en Madrid. En 1962, ganó el premio de fandangos de Huelva en el concurso internacional de arte flamenco de Jerez de la Frontera, y pronto se consolidó como una estrella de la canción ligera española. De su discografía más reciente, los mejores álbumes son Señora (1979), ¿Dónde estás, amor? (1987), Punto de partida (1988), Nueva Navidad (1990), Rocío de luna blanca (1990) y Con las alas al viento (1993).

En 1979 ofreció un multitudinario concierto en el Madison Square Garden de Nueva York, como prólogo de una gira por Europa y Latinoamérica. También en la Expo del 92 en Sevilla. Ha intervenido en algunas películas, como «La querida» (1976), de Fernando Fernán Gómez, y «La Lola se va a los puertos», (1993) junto a José Sancho y Paco Rabal.

Su portentosa voz, muy singular, con un timbre fuerte y armonioso a la vez, le permitía interpretar las más variadas melodías, con personal acento artístico. Ha actuado en los principales teatros de España y del extranjero.

También trabajó en el "tablao" de Manolo Caracol, titulado “Los canasteros”.

En 1967 fue elegida “Lady España 1967" y en 1968 logró el título de “Lady Europa”. Este mismo año el Ayuntamiento de Chipiona aprobó por unanimidad concederle el título de “Hija Predilecta” de la villa por sus condiciones artísticas relevantes tanto en el panorama nacional como internacional.

En mayo de 1976, contrajo matrimonio con el campeón mundial de boxeo, Pedro Carrasco. Al año siguiente nació Rociíto.

Después de trece años de matrimonio, se separaron en el verano de 1989.

El 20 de enero de 1999 la Diputación Provincial de Cádiz acordó nombrarla por unanimidad de la Junta de Portavoces “Hija Predilecta de la Provincia de Cádiz”.

Literatos, Profesores e Historiadores:

FRAY AGUSTÍN SALUCIO

Natural de Chipiona, 1523-1601, bautizado en la Iglesia Parroquial de la O, Sacerdote de la orden de Santo Domingo. Destacó por su oratoria sagrada muy barroca, con matices culteranos y conceptistas. Fue predicador de Santa Teresa y de los reyes FELIPE II y FELIPE III, a quienes les hablaba sin turbarse.

Sermones principales: "Sermón pronunciado en las honras de Felipe II en Córdoba", "Aviso para los predicadores del Santo Evangelio", "Discurso acerca de la justicia y el buen gobierno de España", "Discurso sobre los estatutos de limpieza de sangre" y "Discurso sobre limitación de estatutos y de las calidades de los caballeros de Calatrava."

Cuentan que predicando a Su Majestad Felipe II, un día le dijo: "Señor, óigame Vuestra Majestad, que Dios me oye".

En otra predicación al referirle la palabra de los "Cinco Panes" en la que Cristo le decía a su discípulo Felipe, ¿Donde compraremos pan?, se volvió a FELIPE II y le dijo: Note Vuestra Majestad, que dijo Cristo a su discípulo Felipe, ¿Donde compraremos pan? y no ¿Donde lo tomaremos? que el pan o el trigo no lo compran, sino lo toman o lo quitan por la fuerza los Ministros de Su Majestad, pues no lo pagan y si pagan algo, se llevan mucho más, dando poco por ello a sus dueños, y quedan los pobres dando voces al cielo, y yo por ellos las doy en este lugar, que es más de Dios el pan que de los reyes, pues vemos que Dios es quien lo da; y aquí lo compra y acá parece que el Rey lo quita no siendo suyo. Esto dicen que fue dicho con tanto conato, fuerza y desahogo, que dejó confuso a FELIPE II más que nunca predicador alguno lo había hecho antes.

Desestimando vanidades del mundo, rechazó ser Obispo de Córdoba, estimando más la quietud y el retiro de su celda que la mitra de un Obispado tan importante.

FR. FRANCISCO NUÑO

Natural de Sanlúcar de Barrameda, ingresó en el convento de San Agustín de Sevilla a los 13 años, profesó el 15 de abril de 1591 y murió en 1672.

Estudió Filosofía y Teología en dicho convento de Sevilla, siendo sacerdote desde el año 1601. Hasta 1623 se ignora donde permaneció, pues en este año fue nombrado para Maestro en la provincia de Andalucía. En 1926 fue elegido Definidor; en 1629 fue nombrado Prior de Écija, que renunció. En 1632 fue elegido Prior del Santuario de Nuestra Señora de Regla cuyo empleo desempeñó con esmero y utilidad, en su tiempo se hizo la capilla del Humilladero. El 28 de octubre de 1641 fue elegido Provincial hasta 1644, concluido este trienio se retiró al convento de Sanlúcar donde falleció. Se le atribuye haber escrito la Historia de Nuestra Señora de Regla y no se ha podido averiguar hasta la fecha si se llegó a imprimir o se perdió.

FR. DIEGO CARMONA BOHORQUEZ

Fray Diego Carmona Bohórquez nacido en Chipiona en 1590 y bautizado en la Iglesia Parroquial de Nuestra Sra. de la O. Su padre Francisco de Carmona, capitán del ejército, fue Alcaide del Castillo de Chipiona y Alcalde de Chipiona en los años 1.627-28, procedía de Carmona y su madre de Jerez. Estudio las primeras letras en Sanlúcar de Barrameda.

Su hermano Francisco Carmona Bohórquez, también fue capitán y alcaide del castillo de Chipiona y alcalde los años 1.642-43.

En el año 1606 aún no tenía pensamiento de ser fraile. En el año 1.628 era conventual en El Puerto de Santa María.

Primer historiador de Chipiona y Cronista de su época. Su obra manuscrita titulada “HISTORIA SACRA” se encuentra en la Biblioteca Nacional, en ella nos narra la Chipiona de su época, la Historia de Ntra Sra de Regla y de sus milagros.

A petición de la Asociación Cultural Caepionis, tiene dedicada una Avenida en nuestro pueblo en la zona de la Urbanización de La Laguna.

EL PADRE JOSÉ LERCHUNDI

Nació en Orio (Guipúzcoa) el 24 de febrero de 1836 y murió en Tánger el 9 marzo de 1896, arabista, escritor, diplomático, miembro correspondiente de la Real Academia Española (1874), socio honorario de la Sociedad Española de Africanistas y Colonistas (1884) y condecorado con la encomienda de número de la Real Orden de Isabel la Católica. El rótulo de una calle en nuestro pueblo y una estatua en la explanada de Regla conservan su memoria en Chipiona.

Su infancia es sencilla, pronto descuellan en él las dotes excepcionales de que Dios le había adornado y las cualidades típicas de las gentes de su raza.

A tres fechas pueden deducirse las etapas principales de su vida religiosa: el 14 de julio de 1856 viste el sayal franciscano en el Colegio Misionero de Priego (Cuenca); el 24 de septiembre de 1859 recibe la ordenación sacerdotal y el 4 de octubre del mismo año canta su primera misa.

En 1861 la Sagrada Congregación de Propaganda FIDE le extiende el título de Misionero Apostólico y el 19 de enero del siguiente año desembarca en Tánger con todas las características exteriores de un hombre colocado en los umbrales de la muerte. Pero gracias a la Divina Providencia, que velaba por su salud, a la benignidad del nuevo clima y a los cuidados diligentes de sus hermanos de hábito, de tal modo se rehízo su quebrantada y deshecha naturaleza que pudo soportar los rigores de la vida misionera por espacio de treinta y cuatro años de continuo batallar.

Más tarde se le nombra Vicegerente del Pro Prefecto (1863) y, en sus ausencias, se le confía la parroquia de Tánger. Paulatinamente se va captando el aprecio de propios y extraños, se le distingue con delicadas y repetidas comisiones y, finalmente, en premio a sus buenos servicios y a sus excepcionales aptitudes de gobierno, se le asciende a la presidencia de la Casa Misión de Tetuán cuando aún sólo contaba treinta y un años (1867). Así empiezan sus prelacías y así, gradualmente, irá subiendo hasta ocupar el puesto supremo de la Misión, el de Pro Prefecto Apostólico, en la primera vacante que se produzca. Sucede esto en 1877, a los quince años de servicios y a los cuarenta y uno de edad.

Pero el P. Lerchundi, además de todo esto, fue meritísimo protector de la infancia desvalida. Un aspecto de su vida digno de ser conocido y divulgado.

Debido a la colaboración moral y económica del P. Lerchundi al desarrollo definitivo del proyecto del Doctor Tolosa Latour, puede considerársele en justicia como cofundador, ya que sin su doble aportación e influencia jamás se hubiese convertido en realidad la fundación del Sanatorio Marítimo de Santa Clara en las hermosas playas de Chipiona.

DOCTOR TOLOSA LATOUR

D. Manuel Tolosa Latour, nació en Madrid 1857 y falleció en 1917. Médico, Catedrático en Pediatría y escritor. Desde su juventud compartió sus aficiones entre la literatura y la medicina.

Durante sus años de universitario fue redactor de anales de ciencias médicas, publicando numerosos artículos en la Revista Europea y otras.

Vivió en una época poco salubre donde las epidemias de tifus, cólera, peste y paludismo causaban grandes estragos en la población. Entendiéndose así como un hombre de su talante luchara por la creación de orfanatos y reformatorios.

Sus esfuerzos en pro de los derechos del niño consiguieron la promulgación en 1904 de una ley para la defensa del menor: "Ley Tolosa" o de "Protección a la Infancia". Le preocupaba el niño en su ser total, no había separación de cuerpo y espíritu, entendía que ambos tenían que ser tratados al mismo tiempo.

Fue promotor junto con el P. José Lerchundi del Sanatorio Marítimo de Santa Clara, primero de sus características que se construyó en España, cuya primera piedra se colocó el 12 de octubre de 1892.

La unión del médico con el Santuario de Regla era tal, que cuando viajaba a Chipiona, se alojaba en él, hasta que adquirió su propia vivienda en la población.

El raquitismo, tuberculosis, escrofulismo y afecciones del aparato locomotor se modificaban o curaban a orillas del mar en contacto con el aire puro y la acción beneficiosa del Sol.

El 19 de febrero de 1906 el Ayuntamiento de Chipiona le nombró "Hijo Adoptivo y Predilecto " de la villa y el 21 de febrero de 1910 se aprueba poner su nombre a la calle hasta entonces denominada de la Palma.

FEDERICO OLIVER CRESPO

Nacido en Chipiona el 22 de octubre de 1.873 y fallecido en Madrid el 27 de febrero de 1.957 a los 84 años de edad. Nació y vivió en la calle Larga nº 52, hijo de D. Francisco Oliver Martínez, maestro nacional y periodista y de Julia Crespo Pimentel, de Chipiona. Fue autor teatral dramático y escultor, fundador de la Sociedad General de Autores que disolvió con sus compañeros por causas políticas y administrativas, fundó y presidió la actual Sociedad de Autores. Fue Director del Teatro Español de Madrid.

Huérfano de padre, el nuevo matrimonio de su madre le proporciona un padrastro que, según su nieto Jaime de Armiñan, era propietario de una tienda de antigüedades en Sevilla, adonde se trasladó con su familia siendo aún niño, donde comenzó a revelar sus aficiones artísticas. Por entonces conoce a los jóvenes hermanos Álvarez Quintero, con los que mantendrá una larga relación amistosa y que serán, en cierto modo, quienes le trasmitan la afición por el teatro.

En 1894 se traslada la familia a Madrid con objeto de que prosiga sus estudios, ingresando en la Escuela de Escultura, Pintura y Grabados, obteniendo en la Exposición de Bellas Artes de 1897 una medalla de tercera clase por su escultura "SIN PAN".

Intervino en las obras de reforma de la Catedral hispalense. Su amistad con los hermanos Álvarez Quintero pronto cambiaria el rumbo de su dedicación y su primera obra teatral, el drama "LA MURALLA", estrenada en Madrid en 1898, en el Teatro de la Comedia, que fue muy celebrada por el público.

FRAY BALDOMERO GONZÁLEZ

Fray Baldomero González Castellano nació en Belalcázar (Córdoba), el 27 de febrero de 1877 y murió en el Santuario de Regla el 6 de julio de 1970 a los 93 años de edad.

A los 19 años ingresó en el "Colegio de Regla" de Chipiona, donde permaneció durante 74 años de vida franciscana. Hizo sus votos solemnes en 1900. Maestro nacional, ejerciendo la docencia en Chipiona durante 37 años. Religioso austero, laborioso, competente, muy exigente consigo mismo. Persona dotada de mucho talento para los estudios, tanto teóricos como de técnica. Su primera dedicación en el Santuario de Regla fue el cargo de enfermero que, poco después dejó, aunque nunca abandonó el botiquín ni las curas.

Aunque realizó innumerables actividades en Chipiona, su obra quedó a la sombra de su ingente labor docente, labor que desarrolló en una época en la que existía un gran déficit de escolarización y los profesores tenían pocos medios.

Al abrirse en 1908 las escuelas gratuitas "Virgen de Regla", se le encomendó su dirección, donde permaneció desempeñando la vocación de su vida, la Enseñanza, hasta su jubilación en 1945. En total 37 años de "Maestro de escuela", aunque nunca dejó la docencia, pues estuvo impartiendo clases en privado en su misma celda del convento, prácticamente hasta sus últimos días; clases de magisterio, contabilidad, bachillerato, etc.

Con ocasión de sus bodas de plata con el magisterio en 1935, el Ayuntamiento de Chipiona le honró con el título de "Hijo Adoptivo de Chipiona" y rotuló una calle con su nombre, la hasta entonces llamada " Pí y Margall".

En 1945, sus ex-alumnos le hicieron un afectuoso homenaje colocándole una lápida conmemorativa con su busto en bajorrelieve y haciendo mención a su obra como Maestro e Hijo Adoptivo de la Villa.

Una publicación necrológica de ABC de Sevilla, de 18 de julio de 1.970, le despide como "El maestro de maestros", que siempre estará en la memoria de los chipioneros.

D. MIGUEL ESPINOSA PAU

Nacido en Chipiona en 1866 y fallecido en 1941 a los 75 años. Maestro de Escuela e Historiador local. En 1933, fecha de la inauguración de la Biblioteca Pública de Chipiona fue designado el primer Bibliotecario-Archivero de Chipiona.

Persona poco comprendida entre sus contemporáneos que lo tachaban de maniático o poco cuerdo y ateo, ataques éstos, propios de pueblos pequeños y de la época que le tocó vivir. En realidad, D. Miguel Espinosa era anticlerical.

Emigró a Buenos Aires (Argentina) donde estuvo varios años y a su regreso a Chipiona ejerció de Maestro en el Colegio que entonces existía donde actualmente está el Centro de Adultos.

Escribió dos libros sobre nuestro pueblo sin llegar a editarse ninguno de ellos. De uno de ellos, titulado: "CÆPIONIS TURRIS", se conservan varias fotocopias entre los amantes de la Historia de Chipiona. Trata sobre el origen del nombre de Chipiona, y el otro que se perdió durante la posguerra española: "ORIGEN DE LA VILLA DE CHIPIONA CON RECOPILACIÓN DE ALGUNOS ANTIGUOS DATOS".

Al morir dejó en testamento al Ayuntamiento de Chipiona la donación de la finca nº 23 de la calle Larga, condicionándola entre otras cláusulas a la construcción de un Colegio para niños. Donación que le acarreó bastantes problemas con sus propios familiares que en su momento no la vieron bien.

JOSÉ MIRANDA DE SARDI

José Miranda de Sardi, 1899-1936. Autodidacta, poeta, periodista, escritor de letrillas de carnavalescas y político, representante chipionero de la famosa generación literaria del 27. Nació en Chipiona, el 8 de febrero de 1899 en el seno de una familia campesina.

De su infancia poco se sabe. Destaca pronto en la escuela y a los doce años escribe una obra de teatro titulada “Delfín el Pirata”.

Desde muy temprana edad manifiesta su afán por la defensa de la clase obrera, cuya condición lleva a gala, y pone al servicio de los campesinos de Chipiona su pluma y su conciencia. No en vano las diferencias de clase en aquellos años en Chipiona estaban muy acentuadas.

De su personalidad se puede decir que Miranda que tenía un carácter sincero, que le hacía no tener pelos en la lengua cuando tenía que decir la verdad o cuando se trataba de denunciar una injusticia.

En cuanto a su postura ante la vida, su militancia política en el Partido Sindicalista de Ángel Pestaña le delata como anarquista. En uno de sus poemas se define como ateo, expresando su reproche ante un Dios que permite las desigualdades.

Durante su estancia en Barbate, a veces pedía dinero prestado para entregárselo como ayuda a los chipioneros que acudían allí buscando trabajo.

Por azares de la vida llegó a Barbate allá por el año 1923, a instancia de su tío José María de Sardi, agente comercial, que ya residía en esta localidad, coincidiendo con los inicios de la dictadura del General Primo de Rivera.

Creó los periódicos "El Heraldo de Barbate" y la "Independencia de Barbate" encaminados a denunciar la situación de abandono en que se hallaba el pueblo de Barbate en materia de servicios sanitarios, escuelas y todo tipo de infraestructuras, y a servir de mensajeros de la "idea" que mantenía unido a todos los barbateños: lograr su independencia de Vejer de la Frontera.

En 1933 José Miranda de Sardi se marcha a Cádiz y participa en la fundación del Partido Sindicalista de Ángel Pestaña, de tendencia anarquista, junto a personajes tan prestigiosos como el escritor Ángel María de Lera.

Con el alzamiento nacional fue detenido, recluido en el barco carbonero "Miraflores" y fusilado más tarde (8 de agosto 1936), no se sabe con seguridad, si en las canteras de Puerto Real o en la Playa de la Puntilla del Puerto de Santa María.

PADRE ÁNGEL NEBREDA.

El Padre Ángel Nebreda Larrá, nació en Quintanadueñas (Burgos) en 1932, murió en Chipiona en 1989. Nacido en el seno de una familia cristiana, desde pequeño aprendió los valores evangélicos floreciendo muy temprana su vocación religiosa.

Después de cursar los estudios primarios en la escuela de su pueblo, a los 13 años, ingresó en el seminario Menor de San Pantaleón de Aras (Santander), pasando al año siguiente a cursar sus estudios de Bachillerato en el Colegio de San Antonio, Seminario Menor Franciscano, en Martos (Jaén).

En 1949 ingresó en el noviciado que la Orden tenía en Lebrija (años 1949-1950). Seguidamente pasó al Seminario Mayor Franciscano de Regla en Chipiona. El Cardenal de Sevilla, Bueno Monreal, lo ordenó Sacerdote el 17 de junio de 1956. Este mismo año fue nombrado Director de las Escuelas "Virgen de Regla", sucediendo a Fray Baldomero González en la labor educativa del Colegio de los franciscanos de Chipiona que venían haciendo desde 1908, haciendo una labor meritísima en pro de la enseñanza, pasándose del humilde colegio que se tenía en la calle Fray Baldomero al Centro Escolar “Virgen de Regla”, en consonancia con los tiempos y las necesidades de la infancia y juventud de Chipiona. A este proyecto dedicó los mejores esfuerzos de sus 23 primeros años de sacerdote.

En estos años en Chipiona se sentía la necesidad de disponer en el pueblo de un centro de "Bachillerato Elemental Libre" que, junto a la "Formación Profesional, permanecerá hasta septiembre de 1971, fecha en la que el Instituto de Bachillerato de Sanlúcar absorbe el alumnado de bachillerato.

Durante todos estos años, hasta 1979, el P. Ángel Nebreda fue profesor y director de los tres centros (E.G.B., F.P., y Bachillerato). Fueron años de muchísimo trabajo y lleno de realizaciones.

Lo más importante de su obra fue la ilusión que derrochó en favor de la niñez y la juventud del pueblo. Todo le parecía poco.

En 1979 se trasladó destinado por sus Superiores a la localidad sevillana de Estepa, donde estuvo seis años como Superior, hasta 1985 en que volvía a su Chipiona como Rector del Santuario tras un obligado "exilio". Según el mismo se marchó de Chipiona por el voto de obediencia, aunque ello fue providencial en lo físico y espiritual. El Padre Ángel Nebreda que había sido un "duro" de la enseñanza, volvía comprendiendo más, con ganas de entregarse a su misión, renovado y con más ganas aún de trabajar.

En mayo de 1988 se sintió repentinamente enfermo y el 22 de mayo de 1989 falleció en el Santuario de Regla a los 56 años de edad. Sus funerales constituyeron un homenaje multitudinario de afecto del pueblo y de los muchos alumnos que dejó en su magnifica labor educativa.

EUGENIO FEDRIANI.

Eugenio Fedriani Fuentes, nacido en Chipiona en el 1913, falleció en Jerez de la Frontera en el 1995. Historiador, escritor, maestro nacional y profesor mercantil, miembro de la Academia San Dionisio de Jerez, residente en Jerez de la Frontera en el Paseo de las Delicias.

Al quedar huérfano de padre y madre, el franciscano Fray Baldomero González hace de tutor suyo. Estudia la carrera de magisterio examinándose en Cádiz. Da clase en numerosos colegios de la provincia de Cádiz. Se casa y tiene 6 hijos, dos hijos y cuatro hijas.

En Jerez escribe numerosos artículos para los periódicos locales a la vez que se dedica a la enseñanza. Muere sin poder cumplir su intención de escribir una historia de Chipiona. Ha publicado varias obras, entre ellas: “JEREZANOS ILUSTRES” O INSIGNES”, y “LA INMACULADA CONCEPCIÓN”.

AMALIO MAXIMO VICENTE DE CASTRO

Profesor de E.G.B. Persona muy querida y entrañable por cuantos le conocieron. Llegó destinado a Chipiona sobre el año 1.964-65 como maestro nacional en el Colegio de la Barriada Camacho Baños.

Quienes conocieron a D. Amalio saben que era una persona sabia, conocedora de cualquier tema que le presentara el contertuliano, no sólo de las materias propias de su profesión como maestro, sino de lo más insospechado que podamos imaginar.

D. Amalio, como profesor, era en el mejor sentido de la palabra “un maestro”.

Su responsabilidad en el desarrollo de su profesión sobrepasaba los límites de lo que sus obligaciones le marcaban. Muchos de sus alumnos y sus padres saben de las horas de clase que sin remuneración y sin que nadie se lo pidiese echaba después de la jornada escolar, para que estos niños pudiesen estar al mismo nivel de los demás compañeros que le costaban menos aprender. Si algún niño despuntaba, enseguida se ponía en contacto con los padres para hacerles ver la importancia de que su hijo continuase los estudios una vez que terminasen la educación primaria con él. En suma, una persona que le gustaba su profesión y que gozaba con los logros académicos que obtenían quienes habían sido sus alumnos.

D. Amalio, además de su profesión tenía sus aficiones. De todos es sabido su gestión al frente del “Ajedrez Chipionero” donde además de ser uno de los pioneros de este deporte en Chipiona, se preocupaba de la organización de las competiciones que se celebraban, buscar, animar y enseñar a jugar a los nuevos interesados en esta modalidad.

Radio Chipiona lo designó personaje “popular” en el apartado de Cultura en el año 1998)

Juan Luis Naval Molero.

Presidente de la Asociación Cultural Caepionis.

Cronista de la villa de Chipiona.